Y el niño Josele?

29Oct08

Los que no lo vimos el año pasado cuando trajo a pasear a Esperanza Saplding nos quedamos con las ganas. En prinicipio de verlos tocar “Samba Em Preludio”: Esperanza y el contrabajo lo dejan entrar al niño a la Samba de a poco. A propó, como le gusta decir al arquitecto, estaba muy bajo el volumen del contrabajo en La Trastienda. ¿O el piano estba muy alto? Parece que en España faltó sonido también: “Lástima que la sala no reuniera los mínimos sonoros exigidos para poder saborear los diferentes matices que pretendió transmitir.”

¿Cual fe la canción con la que cerró? Ella y el contrabajo. Divina, encantadora, pareceía tranquila. Le habrá pasado al niño Josele? despertarse y verla a Esperanza cantando “Loro” en su trayecto del cuarto a la cocina. Mi economista personal anticrisis, Santiago, que todo lo sabe, dice que no hay forma de que hayan arruinado lo que lograron con “Samba em preludio” con un coito imperfecto. Suena lógico. Pero tal vez, después de un coito imperfecto (adjetivo que nos llevaría a un discusión que empezaría con la frase de W. Allen: “yo nunca tuve un orgasmo malo”) decidieron grabar la samba.

“Ah! que saudade que vontade de ver renascer nossa vida
Volta querido os meus braços precisam dos teus
Teus abraços precisam dos meus”

Anuncios


No Responses Yet to “Y el niño Josele?”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: