Melody Gardot en Highline

17Oct09

Ayer fui a ver a Melody Gardot al Highline. Entusiasmado porque si entrabas en una mesa, entrabas gratis, solo pagabas comida con un mínimo de 10 dólares.  Cuando llegué sólo quedaban lugares parados en la barra a 30. Llovía y hacía mucho frío, entonces los pagué. Copa de vino y barra en el Highline, que debe ser un toque más chico que La trastienda. El mismo ruido en la barra del que ya me quejé en otras crónicas.  Adelante mío tengo una chica que habla italiano, cara felina y ojos celestes. Me hago el banana “lei e italiana·”. Se copa me invita a comer de su plato, compartimos unas papas y una hamburguesita. Economista estudiando en NY. Al lado nuestro aparecen 3 personajes. Un petisito con cara conocida, un morocha hermosa  y un pelirrojo de pelo largo en bermudas. Sí, en cortos. Miro a las dos chicas atrás mío, que no paraban de hablar sobre cuán efectivas eran en el trabajo.

Entró Melody a oscuras, se paró frente al microfono y  taconeó al escenario y a capella se mandó un standard precioso que no reconocí. Quería que me taconeara el pecho. El jopo rubio le tapaba la mitad de la cara, y de un abultado vestido le salían 2 piernitas largas flacas y rígidas. Entró le banda y empezaron a jugar con  sonidos hasta entrar a la primera canción. Entonces ya me di cuenta que había desperdiciado 30 dolares, más la segunda copa de vino que iba tomando.  A Melody le faltan varios trips de ácido para ser interesante. Pero es preciosa.

Las chicas de atrás me hace reir con un comentario sobre el saxofonista, que se hacia el banana tocando 2 saxos al mismo tiempo, un espanto. La gente aplaudía como loca. Les preguntó que quisieron decir, y me hablan del chabón de Sexto sentido, el actor. Qué?- No lo viste? era el petisito que estaba acá junto al pelirrojo en cortos-  No jodas, el chaboncito que ve gente muerta! Muy oportuno. Las chicas se me hacen las lindas y yo el copado. Ya estamos todos alineados, histeriquiamos los 4: la tana, las 2 publicistas (eran publicistas) y yo. En una hora todo había terminado. La tana quiere ir a tomar algo y las invita a las chicas también. Ahí se dan cuenta que ninguna me conocía de antes. Se ve que había generado esa ilusión. Las chicas nos invitan a una fiesta que tal vez nos puedan rebotar porque es con lista. Ok. Pagué el taxi, me bajé en el hotel Ace, y en el sotano las chicas entraron y a mí me pidieron el nombre. Les dí mi nombre verdadero, increible, no estaba en la lista.  Subi a fumar un pucho,  sin plata, con una leve sensación de haber sido víctima. Un tal Peter me comenta algo, me cuenta que es la fiesta de BBDO, que el es un copywriter y que en la fiesta es todo gratis. Vení probemos- . Peter dice que soy el nuevo encargado de la cuenta de Colgate. Sirvió, me estoy tomando una copa de vino, mirando a la tana histeriquiar con un negro de 2 metros. Las otras 2 ya ni siquiera me miran.  Me emborracho encaro y me emborracho. Salgo a fumar un pucho y una chica muy linda me sonrie y le pregunto si nos conocemos. No- Que pena- le digo, mientras se sube a un taxi con toda la gente linda que se va a otra fiesta, a la cual otra vez no me invitan.

Anuncios


No Responses Yet to “Melody Gardot en Highline”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: