Sexo, drogas y jazz

09Dic09

¿Pueden unos franceses que no toman heroína, ni son alcohólicos, ni son afro-negros (son casi transparentes), ni los violaron repetidamente durante su adolescencia, versionar exitosamente temas de Billie, logrando su misma intensidad?

No.

Pero en el intento puede salir algo muy piola.

Lo demostraron en el cierre del festival de jazz del 2009 la banda subsidiada francesa: Orchestre national de jazz, dirigida actualmente por Daniel Yvinec.

A los 3 minutos del recital, uno se había olvidado de la carta horrorosa con la que Macri abre el librito del festival y del “Mira jazz” de los carteles del festival, propuesto seguramente por un marketing descerebrado,  y se había entregado a los franceses. Lady in satin, un disco un poco excedido en cuerdas de Billie Holiday, es revisitado, deformado, electrificado, afinado y desafinado, con muuucha onda.

Esperemos que surja un disco de este experimento.

Anuncios


No Responses Yet to “Sexo, drogas y jazz”

  1. Dejar un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: